miércoles, 26 de enero de 2011

BABY GALLETAS

La semana pasada preparé la masa de galletas sin huevo, que había sacado de la web de Cris. Sale menos cantidad pero están de vicio y te quitas de problemas de alergias y conservación.
Necesitaremos:
150 gr de mantequilla (indispensable tiene que estar a temperatura ambiente, no sirve calentar)
75 gr azúcar glass ( tiene que ser industrial, o sease comprada, no sirve la que podamos hacer en casa por ejemplo con la thermomix) la tamizaremos para que resulte más fina.
Una cucharadita y media de aroma ( el que tu quieras, limón, vainilla, almendra.... hay cientos y cientos)
250 gr de harina común, de la que tenemos en casa.

Lo primero que haremos será batir la mantequilla con las varillas eléctricas hasta que quede una crema fina, después sin dejar de batir vamos añadiendo cucharadas de azúcar glass. Cuando el azúcar esté todo integrado añadiremos el aroma y volveremos a batir.
Tamizamos la harina junto una pizca de sal y con ayuda de una lengua de silicona, vamos añadiéndola a la masa. Finalmente con la ayuda de las manos haremos una bola.
Aquí es cuando yo varío un poco la forma, hay quien lía la bola en papel de plata y la mete a la nevera durante una hora, pero yo las primeras veces de hacer galletas lo hacía así y no había manera de estirar luego la masa. Así que este es mi brico tuning, yo cojo la masa y la parto en bolas más pequeñas. La pongo sobre un papel de horno y con la ayuda de mi rodillo normal y corriente, y de dos varillas que compré en una tienda de manualidades, le pongo otro papel de horno encima, y a estirar la masa, las galletas me salen de un perfecto grosor de 0,5 mm y las varillas solo me han costado 0,80 ct , je hay que ahorrar que la cosa está muy mal.
Tenemos así varias capas de masa de galletas bien alisada y preparada para cortar, las pongo una sobre otra, separadas con papel de horno, en una bandeja y a la nevera, una hora mínimo, aunque yo siempre la hago de un día para otro y es mucho mejor y más cómodo.
Al día siguiente enciendo el horno a 170 grados y mientras se calienta,corto mis galletas de la forma que prefiera, y las  meto en el  horno unos 12 a 15 minutos, pero esto depende de tu señor horno y  del tamaño de la galleta.Los recortes los vuelvo a amasar enfriar en la nevera y cortar. Esta operación la hago solo dos veces porque a partir de la tercera la textura de la galleta no es la misma que en la primera tanda. Cuando saques la galleta del horno estará aun blandita pero la dejamos reposar sobre una rejilla y endurecerá por si sola.           

Y aquí os dejo el resultado después de decorarlas con glasa, aunque también las podéis decorar con fondant.
Próximamente os dejaré la receta de la glasa y como usarla.

Estas quedan monisimas para celebrar la llegada de un bebé.